Los ecosistemas, como los bosques, los humedales y los pastizales, son una parte fundamental del ciclo global del agua. Toda el agua dulce depende en última instancia del funcionamiento saludable continuo de los ecosistemas, y reconocer el ciclo del agua como un proceso biofísico es esencial para lograr una gestión sostenible del agua.

Fuente: https://www.unwater.org