La agricultura es, con mucho, el mayor usuario de agua, con casi el 70 por ciento del consumo total, y hasta un 95 por ciento en algunos países en desarrollo.

Como regla general, el agua necesaria para los cultivos asciende a 1 500 m3 por tonelada de cereal cosechado. Dicho de otra manera, se necesitan 1,5 toneladas de agua para producir 1 kg de cereales.

Una persona necesita entre 2 y 4 litros de agua potable al día. Sin embargo, hacen falta cerca de 3 000 litros de agua para producir los alimentos que una persona consume al día.

El agua es importante para la seguridad alimentaria, que se define como el acceso regular de las personas a alimentos suficientes de buena calidad para llevar una vida activa y saludable. Esto es especialmente cierto en los países en desarrollo.

Fuente: http://www.fao.org/zhc/detail-events/es/c/231226/